La preparación de las flores de Bach

La terapia de los Remedios Florales de Bach es un método de tratamiento natural suave que alivia los sentimientos y estados de ánimo negativos y te ayuda a alcanzar un desarrollo personal duradero. Sin embargo, con esta terapia no podrás curar trastornos psíquicos graves o enfermedades orgánicas, si éstas ya han producido daños orgánicos. No obstante, podrás utilizar los Remedios Florales de Bach como ayuda durante otros tratamientos.

El deseo de Bach era encontrar remedios naturales, con los que cada individuo pudiera tratar el mismo su estado de ánimo. De acuerdo con sus pensamientos religiosos, tenía que haber en la naturaleza un remedio para todos los sufrimientos del hombre, ya fuesen físicos o psíquicos. Gracias a su extraordinaria intuición descubrió las 37 flores y su combinación con el agua de roca, las cuales correspondían a determinados estados de ánimo y podían curarlos.

El doctor Bach desarrolló dos procedimientos para la preparación de las esencias florales con el método de infusión solar y el método de cocción.

Método de exposición al sol de las flores de Bach

En el método de exposición al sol se recogen, en un día claro y soleado, las flores que se encuentran en el estado de máximo desarrollo y se colocan en un recipiente de cristal con agua de manantial. Se deja el recipiente al sol durante 3 ó 4 horas, lo más cerca posible del lugar de recolección. Cuando las flores comienzan a marchitarse se saca con mucho cuidado utilizando las ramas de la correspondiente flor. Inmediatamente se echa alcohol de 40 grados para conservar el líquido, más tarde se vuelve a diluir en relación de 1 a 20 y se introducen en frascos de reserva.

Método de decocción de las flores de Bach

Con las flores que aparecen a principios de año, la preparación con el método de infusión solar no es practicable, ya que los rayos solares aún no tienen suficiente fuerza. Aquí es donde se utiliza el método de decocción para obtener las correspondientes esencias. En una cazuela esmaltada se ponen a hervir las flores, las ramas y las hojitas con agua de manantial. Cuando las flores se marchitan, al cabo de aproximadamente 30 minutos, se apaga el fuego. Después de haberse enfriado la mezcla, se filtra y se sigue el mismo procedimiento de conservación, en el método de infusión solar.

Según nuestra individualidad y la situación en la que nos encontramos necesitamos una flor especial o una mezcla de diferentes flores. En principio, podrás encontrar tu flor leyendo tranquilamente las descripciones de las 38 esencias florales, donde podrás de conocerte a ti mismo y tu situación. También expondremos en otro artículo un camino para averiguar con rapidez y seguridad cuál es la flor adecuada para ti y para tu situación personal. Así como el método de tratamiento.

Actualmente las esencias de las flores de Bach se pueden obtener de varios proveedores, por lo que podemos disponer fácilmente de las combinaciones necesarias para cada caso personal.

Compártelo:

También puede que te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.